Feliz Día de la Publicidad

Feliz Día de la Publicidad

¡¡HOY ES NUESTRO DÍA COMPAÑEROS DEL SECTOR!!

Peanuts & Monkeys fueron los creadores de “San Publicito” una loca e innovadora idea que surgió con la finalidad de dar visibilidad e importancia a todos aquellos especialistas en publicidad y marketing.

Ahora, después de varios años, “San Publicito”, se celebra el último viernes de enero de cada año suponiendo el Patrón del Día de la Publicidad.

Por eso, desde Mr House queremos felicitar a todos aquellos “publicistas y marketers” del sector, que se esfuerzan cada día por aportar ideas innovadoras y recalcar la importancia de la frase “Una imagen vale más que mil palabras”. Hoy es un día muy importante, ya que desde hace relativamente poco, las empresas han decidido apostar por un departamento clave y fundamental en sus empresas, que les aporte visibilidad, y cambie el enfoque de producto a cliente/consumidor.

Para poder entender de dónde surge la idea del gran Santo de la Publicidad, hay que ceñirnos a tres historias, que han sido creadas con humor sobre cómo llegó a ser un mártir en este mundo de la Publicidad.

 

Las 3 leyendas de cómo murió San Publicito

 

1# San Publicito becario

Según cuenta la leyenda, Publicito era un pobre becario del departamento de ventas de una empresa cualquiera, nombre de la cual se ha perdido en la memoria de los tiempos. El muchacho, que quería marcarse un tanto ante su nuevo equipo, decidió crear una OC (Orden de Compra) en la herramienta de gestión de su empresa de publicidad… Sin éxito, como cabía esperar. Uno de los clientes llamó para pedir que le pagaran una de sus facturas. Publicito se armó de valor y se enfrentó, por primera vez, a la temida herramienta. Para su mala suerte, primero le pidió un hijo, después su sangre y, finalmente, su vida. Así terminó la triste vida de un pequeño Publicito que acababa de comenzar su andadura por el oscuro y siniestro mundo de las herramientas de gestión y contabilidad en las agencias de publicidad. DEP

 

2# San Publicito diseñador gráfico

Otra de las leyendas nos dice que, en realidad, Publicito trabajaba en una empresa gráfica por las noches. Una de esas noches y tras enfrentarse a más de 50.000 modificaciones y revisiones por parte de un cliente, éste le pidió a Publicito hacer el logo más grande. Publicito, que el pobre esperaba cansado a que le dijeran que su turno había acabado y podía regresar a casa a descansar tras una larga jornada de trabajo, acabó siendo aplastado por un logotipo gigante. Nada se pudo hacer por su vida. DEP

 

3# San Publicito productor

Por último, la otra leyenda que existe en torno a la figura de nuestro máximo patrón cuenta que Publicito fue testigo de un auténtico milagro divino. En uno de sus días como trabajador de un departamento de producción, el bueno de Publicito se encontró un milagroso briefing con unos plazos de entrega coherentes, un timing perfecto y un gran presupuesto con el que comenzar a trabajar. Ni una sola pega, ni un solo pero. Sin, apenas, llegar a creérselo, Publicito fue a imprimir el trabajo con la mala suerte de que la máquina de 5 tintas se tragó también su cuerpo. Desde aquel momento, todas las impresiones de las agencias de publicidad aparecen con un mensaje de tinta directo como homenaje a su pérdida. DEP

 

¡¡Gracias San Publicito!!