¿En qué me compromete, como comprador, el parte de visita de inmuebles?

¿En qué me compromete, como comprador, el parte de visita de inmuebles?

Al realizar una visita a un inmueble con intermediación de una inmobiliaria es muy común que nos hagan firmar un papel de visita. Pero, ¿qué es realmente lo que estamos firmando? ¿Cuál es exactamente mi compromiso con la agencia cuando firmo el documento?

Pues bien, la finalidad de este post es aclarar aquellas dudas que puedan surgir en cuanto al compromiso  firmado hacia la agenda.

Empecemos aclarando, ¿Qué es un parte de visitas?

El Parte, Hoja o Registro de Visita es un sencillo documento que sirve exclusivamente a los efectos de identificar y hacer constar qué personas han visitado un inmueble, con el objetivo de cumplir unos mínimos requisitos sobre seguridad y privacidad, ante los propietarios, así como para justificar ante nuestros clientes la gestión realizada, en cumplimiento de las condiciones estipuladas en nuestro encargo o autorización de venta/alquiler vigente.

¿Quiénes deben firmar la hoja?

La hoja debe ser firmada por el propietario del inmueble, el posible comprador y el comercial de la agencia inmobiliaria correspondiente.

¿Qué compromiso adquiero con la agencia cuando firmo el parte de visitas?

 Es importante tener pleno conocimiento de lo que se está firmando. En este caso, el “EL POTENCIAL COMPRADOR” se compromete a NO realizar ninguna gestión encaminada a comprar por sí mismo, por medio de apoderamiento, o por conducta de terceras personas, familiares o sociedades interpuestas o participadas, el inmueble visitado, por mediación de la inmobiliaria correspondiente.

¿Qué pasa si llego a un acuerdo con el vendedor el inmueble a espaldas de la inmobiliaria?

EN CASO DE LLEVARSE A CABO LA COMPRA DE DICHO INMUEBLE, en forma y manera anteriormente mencionada, es decir, sin mediación de la inmobiliaria correspondiente, ésta, percibirá del comprador/a unos honorarios del X% (+IVA), sobre el valor estipulado en el documento de compraventa (pública o privada) que firmen las partes.

También es importante considerar que un agente inmobiliario no genera el derecho a percibir honorarios o compensación económica por sus servicios en una compraventa que haya sido perfeccionada finalmente sin su intervención directa, a menos que pueda acreditar que, de forma expresa o tácita, en el momento de la compraventa existía un encargo de venta o compra en exclusiva vigente o bien, en fecha posterior a su vencimiento, si puede probar que ha existido dolo por algunas de las partes involucradas.

En definitiva, el parte de visitas no es considerado un documento amenazante, ni mucho menos condicionante, es meramente informativo como parte habitual de sus procesos legales de formalización.