Diferencias entre créditos y préstamos bancarios

Diferencias entre créditos y préstamos bancarios

Aunque muchas veces pensamos que los préstamos y los créditos son el mismo tipo de financiación, la realidad es que son productos diferentes.

 

 Diferencias entre créditos y préstamos bancarios

 

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo es la operación financiera donde la entidad bancaria, va a entregar a otra persona (el prestatario), una cantidad "x" de dinero al comienzo de la operación. No obstante, esto se hace sujeto a condiciones, como por ejemplo que el prestatario devuelva la cantidad prestada junto a unos intereses (pactados), en un plazo determinado.

La amortización o devolución del préstamo, normalmente se va a realizar en cuotas regulares (estas pueden ser de forma mensual, trimestral, semestral...) a lo largo del plazo pactado. Es decir, la operación desde un principio va a tener un tiempo de vida determinado.

¿Qué ocurre con los intereses? Los intereses que se van a cobrar, se calculan en base al dinero total prestado.

¿Qué es un crédito?

Sin embargo, el crédito va a ser la cantidad de dinero con un límite fijado que la entidad financiera va a poner a disposición del cliente. En cambio al contrario que en el caso del préstamo, en este caso, al cliente no se le va a entregar la cantidad del crédito de golpe al inicio de la operación, sino que va a poder utilizarla en función de las necesidades que tenga en ese momento (para ello puede valerse de una cuenta o una tarjeta de crédito).

Es decir, en este caso, la entidad bancaria va a ir realizando entregas parciales del crédito a petición del propio cliente. Se suelen dar varios casos y es que puede ser que el cliente disponga de todo el dinero que se le concede, o que por el contrario solo disponga de una parte o de nada.

¿Qué ocurre con los intereses? En este caso, solo se va a pagar intereses por el dinero del que se haya dispuesto. Aunque en estos casos, se suele cobrar una comisión mínima sobre el saldo que finalmente no se ha pedido o usado.

Por otro lado, en este caso, según se va devolviendo el dinero, se va a poder seguir disponiendo de más dinero.

¿Los créditos tienen plazos? Los créditos al igual que los préstamos, se conceden durante un plazo "x", no obstante a diferencia de los préstamos, cuando estos terminan, se pueden renovar o ampliar en función de lo que se quiera o necesita.

¿Son iguales los intereses de los créditos respecto a los intereses de los préstamos bancarios? Los intereses que se han de pagar por los créditos, suelen ser más altos que en el caso de los préstamos. No obstante, como hemos comentado anteriormente, se va a pagar en función de la cantidad que utilizaremos.

 ¿Para qué tipo de ocasiones están más recomendados los créditos? Los créditos, están realmente indicados para casos de desfases entre los cobros y pagos entre las empresas.

Los préstamos en cambio, suelen concederse para financiar la adquisión de un determinado bien o servicio en concreto (como por ejemplo un coche, estudios, la reforma de tu hogar...). Los créditos van a servir para cubrir periodos de falta de liquidez, esto los hace idóneos para empresas.

¿Conocías todas estas diferencias entre crédito y préstamo?

 

 

credito y prestamo

 

Imágenes