Decoración de terrazas pequeñas: Jardín vertical

Decoración de terrazas pequeñas: Jardín vertical

Las mejores ideas que te pueden dar para decorar son ideas que queden muy bien visualmente, y además, ocupen poco espacio. Y cuando estamos hablando de pisos y terrazas pequeñas, esto se convierte en fundamental.

¿Quieres alguna idea novedosa para decorar tu terraza?

Hoy en Mr. House, te traemos una idea que sin duda alguna, no te dejará indiferente. Y es que con algunos sobrantes de tableros de madera, y pocos materiales más, podrás realizar este espectacular proyecto DIY.

Además de ahorrar espacio, con este jardín vertical vas a conseguir dar un toque diferente a tu terraza, y lo mejor, ¡Apenas necesita cuidados!

 Si eres de esas personas a las que les gustan las manualidades, esta idea para decorar tu terraza o balcón, sin duda ¡Es para ti!

Materiales que necesitas para tu jardín vertical

Para este proyecto de "hazlo tu mismo", no vas a necesitar demasiados materiales, solamente necesitarás:

  • Unas tablas de madera de pino o algún tipo de madera similar.
  • Una lámina acrílica de 1 cm de grosor.
  • Malla de gallinero.
  • 4 Escuadras planas (para enmarcar cada estructura del jardín vertical).
  • 2 Soportes en forma de D.
  • Cola de carpintero.
  • Cinta de carrocero.
  • Cinta metálica.
  • Lápiz para marcar.
  • Tornillos variados.
  • Taladradora.
  • Atornillador.

Jardín vertical paso a paso

En estas imágenes tienes el paso a paso que necesitas para poder realizar este jardín vertical paso a paso. Si quieres personalizar un poco más tu proyecto, puedes adaptar las medidas de las tablas que quieres reciclar a las medidas que tenga tu balcón o terraza. También puedes optar por hacer un jardín vertical mini, parecido al jardín vertical que mostramos en nuestro proyecto.

¡Ojo! No olvides que cada estructura va a constar de dos partes:

  • El contenedor de las plantas.
  • El marco decorativo (que es la parte que lo va a embellecer)

Comencemos con el proyecto para hacer el jardín vertical.

  1. El primer paso va a ser cortar a la medida que hayamos decidido los cuatro laterales del contenedor de plantas. A partir de estas cuatro tablas de madera (de pino o de un tipo de madera similar). La estructura va a tener forma de rectángulo, las tablas siempre se van a cortar dos a dos.
  2. Pega con cola de carpintero, y sujeta con sargentos las tablas que van a conformar el contenedor de las plantas. ¿Cuál eslaforma correcta de hacerlo? En el jardín vertical, las tablas más cortas van a quedar pertrechadas por las grandes. En la estructura del jardín vertical grandes, las tablas largas quedan resguardadas por las tablas de madera que son más cortas. Cuando se haya secado la cola de carpintero, usa el atornillador eléctrico para reforzar las juntas que tiene la estructura de nuestro proyecto con tornillos.
  3. Este va a ser el momento para crear el marco de madera. Este paso se va a tratar de cortar a escuadra las propias tablas de madera, es decir, crear estructuras que formen ángulos de 45 grados. De esta forma, aplica la selladora de aplicación externa sobre las juntas. Lo mejor es que dejes que se seque durante toda la noche.
  4. Llegados a este punto, sujeta con cinta de carrocero las esquinas (no dudes en ver la fotografía), y mide 2,5 cm desde los laterales hasta las juntas. Sitúa las escuadras planas, y une con fuerza las dos tablas unidas por cada escuadra. Haz unos orificios e intenta no taladrar el lado visible de la madera (usa tornillos de cabeza plana). Tendrás que repetir este proceso en el resto de las esquinas.
  5. Ha llegado el momento de atornillar 6 escuadras pequeñas y simples con el fin de unir las dos partes de la estructura, contenedor y el marco del jardín vertical. Centra la parte de arriba y la de abajo, e intenta que queden a la misma distancia.
  6. Grapa la malla del gallinero al marco que has realizado previamente. Una idea que puedes llevar a cabo, es la de realizar una plantilla previamente con papel.
  7. Haz orificios en la lámina acrílica transparente, para que luego podamos sujetarla por detrás con tornillos, con una separación de 10 cm entre si.  (Esta va a ser la parte trasera de nuestro proyecto). ¡Ojo! Procura no apretarlo demasiado, si te pasas, ¡Puede romperse!
  8. Una vez ya tienes todas las piezas, atornilla los soportes en forma de D (de ahí colgaremos las estructuras de la pared).
  9. No te olvides de colocar un plástico en la superficie donde vaya a acumularse la humedad sobrante, y no te olvides de mezclar sustrato con arena fina hasta obtener una mezcla compacta.
  10. ¡Ya está!, solamente deberás poner las plantas encima de la malla, y presionar para que alguna parte de la planta quede dentro de la arena (para que echen raíces), de esta forma, las plantas irán creciendo por entre los huecos de la malla del gallinero.
 ¿Te animas a llevar a cabo este maravilloso proyecto?

Imágenes