Claves para la primera visita a la vivienda

Claves para la primera visita a la vivienda

Muchas veces cuando se comienza a buscar la vivienda ideal, las ganas y la ilusión, hacen que la propia persona que busca hogar, o pareja, se cieguen, y detalles muy importantes, pasen desapercibidos a sus ojos, es por ello que hoy en la agencia inmobiliaria Mr. House, te queremos dar las claves para la primera visita a la vivienda.

Cuando comenzamos a buscar el hogar de nuestros sueños, hay determinados aspectos que deberemos tener muy en cuenta.

¿Por dónde empezamos?

Cuando estás buscando tu vivienda ideal, sin duda alguna lo mejor que puedes hacer, y lo que más trabajo te va a ahorrar, es dar las características que estás buscando a una inmobiliaria, y que ellos te ofrezcan varias alternativas de vivienda que cuadran con las características que estás buscando. De esta forma, ellos te presentarán varias opciones que se amolden exáctamente a lo que estás buscando y que además cuadren en tu propio presupuesto.

Una vez llega el momento de la visita, en unos pocos minutos deberás fijarte en la vivienda que puede ser tu futuro hogar, y pensar si realmente nos vamos a sentir agusto viviendo en ese lugar.

Para que la visita a la vivienda vaya lo mejor posible, hoy queremos darte una serie de consejos o claves, para que te fijes en la mayor cantidad de información posible.

¿En qué debes fijarte cuando visites viviendas?

A la hora de visitar un inmueble, tienes que tener en cuenta que cuentas con muy poco tiempo, para poder fijarte en todo las características de la vivienda.

primera visita antes de la compra

  • A la hora de buscar tu vivienda ideal, lo primero que deberás analizar es la zona donde se ubica la vivienda, si es una zona ruidosa, o no, si tiene mucho tráfico rodado, tránsito, si hay bares, discotecas, supermercados, si tiene buena comunicación con otros puntos, si cuenta con muchos servicios cerca... Todos estos aspectos van a marcar grandes diferencias ya que en el caso de tener todos los servicios cerca, dependerás menos de tener que hacer desplazamientos (y en consecuencia gastar tanto tu tiempo como dinero en ello).
  • Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es la propia fachada del edificio. Esto puede darte información muy valiosa como por ejemplo: Si el edificio está cuidado, o si está descuidado, esto supondrá en el futuro diferentes derramas a pagar para mantenerlo.
  • Una vez estamos dentro de la vivienda, no dudes en probarlo todo, comprueba que todo a tu paso funciona, la luz, el portero, mira el ascensor, las escaleras... Todo en lo que puedas fijarte te va a ayudar de cara a la mudanza, o en futuros arreglos que deberás realizar.
  • Algo que es recomendable que pidas antes es la memoria de calidades (por norma general esta información si la solicitas te la pueden facilitar las inmobiliarias), no obstante, recuerda pedirlo antes de la visita, ya que de esta forma, podrás comprobar que las calidades que dicen que tiene corresponden efectivamente con la realidad.
  • Fíjate en la distribución de las estancias, mira si se ajusta a tus necesidades, si es una vivienda cómoda o no, si es atractiva o no, y si no es atractiva o cómoda, si cambiar esos aspectos es fácil.
  • Es recomendable que te fijes en todos los detalles, como por ejemplo: remates, puertas, tabiques...
  • Golpeando un tabique con los nudillos, podemos saber si el tabique es o no de carga, y si este podría eliminarse o no. De esta forma, en el caso de quererlo, podremos saber de antemano las limitaciones que tendrá la reforma.
  • Fíjate en los techos, ventilación de los baños y cocina, radiadores, luz, azulejos, color tanto de suelo o baños, instalación eléctrica y de gas... Si estos aspectos se encuentran con desperfectos, puede suponer un gran desembolso de dinero a posteriori.
  • Fíjate en el olor de la vivienda y mira si hay manchas de humedad en paredes o techos. También es recomendable hacer esto mismo en ventanas y dentro armarios empotrados.
  • Fíjate en los ruidos, y es que, uno de los mayores problemas de las comunidades de vecinos, son los ruidos. Párate a escuchar cualquier ruido que pueda haber dentro de la vivienda (aire acondicionado, vecinos fiesteros, grifos, puertas...) e incluso intenta escuchar si llega ruido de la calle.

Vete preparado a la visita

 Si quieres aprovechar a fondo tu visita a la vivienda, es recomendable que lleves una serie de elementos imprescindibles.

Lleva una libreta para anotar los detalles y diferentes sensaciones que puedas sentir en ese momento y que posteriormente se te puedan olvidar.

Tampoco te olvides del metro, de esta forma vas a poder ver grandes diferencias entre los planos que te han facilitado y la realidad.

Si ya quieres ir muy preparado, no te olvides de la linterna, de esta forma, podrás ver hasta los rincones más ocultos, y poco iluminados para que ninguna rotura o humedad pase desapercibida.

 

¿Tienes más cosas en cuenta a la hora de realizar una visita a tu futuro hogar? 

consejos visita vivienda

 

Imágenes